jueves, 2 de febrero de 2017

Efemérides del 2 de febrero


El 2 de febrero de 1735 nació en Borja D. José Mª Lázaro Mañas, último representante de una de las más importantes familias de nuestra ciudad, la de los Lázaro. Militar de profesión, alcanzó el grado de Capitán en el Regimiento de Caballería Ligera de la Reina, donde había servido otro miembro  de la familia.





A una edad avanzada para la época, pues estaba a punto de cumplir 45 años, contrajo matrimonio en Elche con Dª Juana Perpiñán y Tárrega, natural de esa ciudad e hija de D. Joaquín Perpiñán y Pascual, caballero de Montesa. El enlace tuvo lugar el 3 de junio de 1780 y el 2 de abril del año siguiente nació su única hija, María Luisa.



María Luisa Lázaro y Perpiñán se casó el 30 de julio de 1798 con D. Francisco Javier Saravia y Bayllo de Llanos, Alférez de Navío de la Real Armada y natural de Elche. En este caso también tuvieron como única descendiente a una niña, Francisca de Saravia y Lázaro que contrajo matrimonio con D. Francisco Perpiñán y Perales, barón de la Torre.



De esta unión nacieron dos hijas, la mayor de las cuales, Francisca, fue la que heredó el título y se casó con el sevillano D. Manuel Ojeda y Palomo, de los que desciende la familia Ojeda, en cuyo poder sigue ahora la casa de los Lázaro en la calle de San Francisco de Borja.




El 2 de febrero de 1970, falleció en Bombay el P. Rufino Irache Navarro, sacerdote jesuita borjano que había ejercido su ministerio pastoral en la India, durante más de 50 años. Poco antes, pudo reunirse con su hermano Ángel, también sacerdote y coadjutor de la parroquia de San Bartolomé de Borja, que es el que aparece en la imagen con otro hermano, el cual se desplazó hasta aquel lejano país, a edad ya muy avanzada.

Al preparar esta reseña hemos descubierto que el P. Irache publicó, en 1930, un libro de oraciones, dedicado a los católicos de Mumbai, con el título Rejoice in the Lord. El libro fue reeditado en 1984 por el P. Fernandes S. J., adaptándolo a las enseñanzas del Concilio Vaticano II, aunque en la introducción citaba expresamente a D. Rufino Irache. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada