domingo, 5 de febrero de 2017

Efemérides del 5 de febrero


         El 5 de febrero de 1567 fue bautizado en Santa María de Borja fray Domingo Francés Magallón. Era hijo de D. Francisco Francés, miembro de una de las más antiguas e ilustres familias de Borja. Su madre era Dª Catalina Magallón, de un linaje relacionado con la vecina villa, al que hemos hecho referencia en ocasiones anteriores y que es preciso investigar. Domingo Francés profesó en el Real Convento de Predicadores de Zaragoza el 9 de enero de 1602. Por su preparación intelectual alcanzó gran prestigio dentro de la orden, siendo prior de los conventos de Caspe, Huesca, Lérida, Graus, Alcañiz, Benabarre y el de Predicadores de Zaragoza, que rigió entre 1636 y 1639, falleciendo en la capital aragonesa en febrero de 1648.




         El 5 de febrero de 1666 fue nombrado Maestro de Capilla de la colegiata de Santa María de Borja Pedro Baquedano, natural de Tudela. Al estar vacante la plaza, lo habían contratado para tocar en las fiestas de la Inmaculada Concepción y de Navidad de 1665 y, al comprobar sus conocimientos musicales, el cabildo decidió proponerlo para ese puesto, a pesar de que no estaba ordenado ni tenía la edad requerida. Por ello, hasta que le fueron conferidas las primeras órdenes, se hicieron cargo de las obligaciones eclesiásticas inherentes al cargo de Maestro de Capilla el resto de los miembros del cabildo.



El 5 de febrero de 1928 nació en Madrid D. Pedro de Pablo Aparicio. En 1951 obtuvo la Licenciatura en Medicina en la Universidad Central de Madrid y, dos años después, se graduó como Doctor con una tesis sobre la cirrosis hepática. Especialista en Análisis Clínicos y Diplomado en Sanidad, ingresó por oposición en el Cuerpo de Médicos de la Marina Mercante, en el de Forenses y en el Asistencia Pública Domiciliaria.



En 1955, fue destinado como forense al Partido Judicial de Borja y, al mismo tiempo, se hizo cargo de la plaza de Médico Titular de Tabuenca, localidad donde ejerció su profesión durante once años. Allí nacieron cinco de sus hijos y durante su permanencia en esa villa desarrolló una gran labor intelectual, fruto de la cual escribió varias obras, una de las cuales fue la Historia de Tabuenca que el Centro de Estudios Borjanos editó en 2003. Ese mismo año, la familia donó al Ayuntamiento de Tabuenca una serie de recuerdos y, en 2005, le fue otorgado el título de “Hijo Adoptivo”, a título póstumo.

El Dr. De Pablo Aparicio se estableció en Vitoria en 1966, como Jefe del Laboratorio del hospital Santiago Apóstol y en esa ciudad creó el Instituto Anatómico Forense. En 1976, fue nombrado Director del Instituto Anatómico Forense de Pamplona donde, al mismo tiempo, desempeñó el cargo de Jefe del Laboratorio de Bioquímica de la Clínica Universitaria de Navarra. Falleció en Pamplona el 21 de julio de 2001.

El 5 de febrero de 1931, S. M. el Rey D. Alfonso XIII concedió la Cruz de Caballero de la Real Orden de Isabel la Católica a los hermanos Luis y Sebastián Romanos Miguel, nacidos en Talamantes. Siendo muy jóvenes, emigraron a la Argentina, estableciéndose como impresores en la ciudad de Rosario, donde llegaron a convertirse en destacados personajes. Lo curioso del caso es que, alcanzado el éxito, hicieron venir desde España a sus novias, con las que contrajeron matrimonio.



        En Rosario se conserva el hermoso edificio que construyeron y que lleva el nombre de “La Cervantina”, obra del arquitecto Gerbino-Schwarz fue terminado en 1928 y en su planta baja se editada el periódico El Eco de España que habían fundado. Es uno de los principales monumentos de esa ciudad argentina, donde falleció Luis, siendo enterrado en el cementerio del Salvador. Su hermano Sebastián, decidió regresar a España, pero al sorprenderle el inicio de la guerra civil, volvió a Argentina, estableciéndose en Capilla del Monte, llegando a abrir un nuevo negocio. Falleció en Rosario, siendo enterrado en el mismo cementerio que su hermano.



         Sus descendientes, establecidos en diferentes países americanos visitaron la localidad de sus mayores, como informaba la Gaceta de Talamentes, en 2014, posando con la placa de la calle que les fue dedicada en su momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada