domingo, 12 de marzo de 2017

Novedades en torno a la biblioteca sobre los Borja I


         Cuando no hace mucho tiempo pusimos en marcha un seminario sobre los Borja, en nuestro Centro, entre los objetivos primordiales figura el reunir el mayor número posible de obras relacionadas con esta familia valenciana que lleva como apellido el topónimo de nuestra ciudad. Respondíamos así a un reproche que, con frecuencia, nos había sido formulado: el de no ocuparnos suficientemente de este tema. Siempre nos manifestamos en contra de una excesiva “apropiación” de los Borja por parte nuestra, aunque los historia nos enseña que fue la familia la que insistió en vincularse a Borja para, a través de su lugar de origen, “emparentar” con la casa real aragonesa, aunque fuera por la línea bastarda de D. Pedro de Atarés.
         Pero, al margen de estas disquisiciones, es cierto que la investigación sobre tan ilustre familia tiene atractivos suficientes para cualquier historiador. En este sentido, el pequeño trabajo que hemos realizado hasta ahora nos ha permitido incidir sobre los Borjas americanos y, recientemente, plantearnos el estudio de otros Borjas que llevaron este apellido hasta el siglo XIX en tierras peninsulares, desmintiendo la opinión ampliamente difundida de que se extinguió cuando la sucesión de la casa de Gandía recayó en los condes de Benavente.

         En este blog hemos venido dando cuenta de las adquisiciones de libros que sobre los Borja se han ido incorporando a la pequeña sección especializada, dentro de la biblioteca del Centro. Ahora, y para general conocimiento, informaremos de los últimos volúmenes recibidos, comenzando hoy con una obra interesante, titulada El hogar de los Borja y que corresponde al catálogo de la exposición realizada del 16 de diciembre de 2000 al 28 de febrero de 2001, en el Museu de l’Almodí de Xàtiva, coincidiendo con el denominado “Any Borja”. Publicación sumamente interesante, por la calidad de las reproducciones y por los trabajos que inserta, entre los que destacamos el titulado “Los Borja que quedaron en Xàtiva” y el referido a “La proyección americana de los Borja”, que no aborda a esos Borjas americanos que destacaron en distintos ámbitos de la Cultura hasta nuestros días, sino a los Borja que, desde la península, fueron a tierras americanas como funcionarios o misioneros.




         Agustín Rubio Vela es el responsable de la edición y estudio de la colección de documentos del Archivo Histórico Municipal de Valencia, publicados con el título Alfons de Borja y la Ciudad de Valencia (1419-1458), por la Fundación “Valencia II Milenio”. En ella se recopilan 165 documentos, precedidos de un estudio sobre el marco histórico y biográfico del que llegó a ser Calixto III, un personaje del que, curiosamente, no hay demasiados trabajos científicos.



         La baronía de Llombai que, tras el matrimonio de San Francisco de Borja con Dª Leonor de Castro, se convirtió en marquesado, pasó a ser propiedad de los Borja al ser adquirida por Rodrigo de Borja, el futuro Alejandro VI, a Francisco Vives de Boil quien, poco antes, la había comprado a los Centelles, propietarios de la misma durante un largo período de tiempo. La historia de la baronía es objeto del excelente libro de Vicente Bisbal del Valle que, con el título Los Borja y la baronía de Llombai, editó en 2011 la Institución “Alfonso el Magnánimo” de Valencia, dentro de su colección “Arxius i documents”.



         Dentro de la misma colección apareció, en 2012, otra obra relacionada con esa posesión de la familia Borja. En este caso lleva por título Los vasallos moriscos del marquesado de Llombai en época de don Juan de Borja y san Francisco de Borja: entre 1533 y 1539, de la que son autores Elia Gozálbez Esteve y Antonio Castán Nava. El libro aporta documentación inédita centrada en los jornales que los vasallos moriscos de ese marquesado percibían de su señor, desvelando una inequívoca intención, por pare de las aljamas moriscas de manipular en algunas ocasiones la contabilidad, valiéndose de la impunidad que les daba el árabe para poder llevar un doble registro, como se indica en la contraportada de la obra.


         En 2001, D. Vicente Bisbal del Valle, al que se ha hecho referencia anteriormente, había publicado otra obra que también hemos conseguido, con el título Un Estado de los Borja: el marquesado de Llombai, en el que con abundante aparato documental aborda cuestiones diversas, como el desarme de los moriscos en 1563; la construcción de la capilla de San Francisco de Borja; amojonamientos de términos; las guerras de Sucesión y de la Independencia; y aspectos referidos a la vida cotidiana: abastos de carne, ritos funerarios, asistencia sanitaria o matrimonios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada