martes, 21 de marzo de 2017

Nuevos datos sobre el tenor Arturo Cuartero


         Del tenor D. Arturo Cuartero Gracia, nacido en Fuendejalón en 1889, nos hemos venido interesando, desde que el también tenor D. Ernesto Tamé nos hablara del que había sido su maestro. Aunque, en gran medida, su trayectoria profesional puede ser reconstruida a través de las reseñas de sus actuaciones en diversos países, no son demasiados los datos biográficos que hemos podido reunir. Hace cuatro años, en este mismo blog hicimos alusión a su faceta política, vinculada a Falange Española y, por otra parte, hemos ido adquiriendo algunas de sus obras.




         Ahora, D. Guillermo Carranza ha localizado en el Archivo de la Diputación Provincial de Zaragoza el expediente de la solicitud presentada, en 1919, para que le fuera concedida una ayuda económica, con el fin de proseguir su formación en Milán, a través del cual podemos conocer nuevos datos de este gran tenor de Fuendejalón.



         Arturo Cuartero que, en aquellos momentos, tenía 30 años y estaba casado, residía en Barcelona, donde bajo la tutela de D. Joaquín Vidal Nunell, maestro de Canto y fundador de la compañía Teatro Lírico Práctico, se había dado a conocer, llegando a ocupar el puesto de primer tenor en la citada compañía.

         En su instancia manifestaba que toda su formación había sido sufragada con sus propios recursos y “agotados en el momento presente”, se dirigía a la corporación provincial como “protectora de la intelectualidad aragonesa”, para que le sufragara el viaje a Milán, así como una pensión mensual para estudiar durante dos años y “darme a conocer y lograr mis aspiraciones”.



         La instancia iba avalada con una carta de su maestro D. Joaquín Vidal, como profesor de Canto del Real Conservatorio del Liceo y fundador de la compañía, en la que destacaba las “grandes condiciones de tenor que posee”, así como la obras que había representado ya: “cinco Barberos, dos Traviata y una Favorita”, méritos suficientes para que le fuera concedida la pensión que, por otra parte, “pondría, en tierras propias y extranjeras, otro florón de oro en la corona del Arte Español”.



         Pero, a pesar de tan favorable informe, la Comisión de Fomento de la Diputación Provincial rechazó, el 9 de julio de 1919, la solicitud, “considerando que la situación económica de la provincia no consiente, en modo alguno, por ahora, que se grave su presupuesto con otras atenciones que las de carácter puramente obligatorio”, dictamen que hizo suyo el Presidente de la corporación. Entre los firmantes de la resolución, aparecen dos personas vinculadas a nuestra zona: D. Manuel Lorente y D. Manuel Pérez Cistué.



         De esa misma época es esta fotografía dedicada por el tenor a su hermano Juan. Sabemos que, finalmente, marchó a Italia en 1921, iniciando allí una brillante carrera que se vio interrumpida por una afección crónica en la garganta, abriendo una Escuela de Canto en Milán y ejerciendo como compositor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada